Dieta para la Hiperuricemia

  1. Evitar la obesidad
  2. No realizar dietas muy hipocalóricas o períodos de ayuno. Si se realizan siempre bajo control médico.
  3. No consumir bebidas alcohólicas.
  4. Beber abundantes líquidos.
  5. No consumir grasas en exceso, especialmente si existe obesidad.
  6. No comer excesivas cantidades de alimentos proteicos (carne, pescado, huevo…).
  7. Evitar los alimentos con alto contenido en purinas.
  8. Es útil alcalinizar la orina, por ejemplo con aguas bicarbonatadas.

Alimentos con alto contenido en purinas (100-10,000 mg %)

  • Vísceras: mollejas, hígado, riñón, corazón, etc.
  • Pavo o ganso
  • Anchoas, sardinas, mejillones.
  • Extractos de carne y consomés.

Alimentos con contenido medio en purinas (50-100 mg %).

  • Carnes y pollo
  • Pescados y moluscos
  • Guisantes, habas, lentejas, espérragos, coliflor, espinacas, setas y judías blancas.

Alimentos con bajo contenido en purinas (0-50 mg %).

  • Vegetales, salvo los del grupo B
  • Frutas
  • Leche, queso, nata.
  • Cereales no integrales (pan, arroz, pasta).
  • Grasas de todo tipo.
  • Azúcar y dulces.

 

 

Esta entrada ha sido publicada en CONSEJOS y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.